domingo, 5 de febrero de 2012

Lo barato sale caro!

Seguramente no siempre lo barato sale caro, pero he tenido la mala suerte que la pintura del chasis de la BMW R100 #caferacer hace honor a este dicho.



Por intentar ahorrar un dinero, en lugar de llevar a pintar toda la moto a mi pintor habitual, se me ocurrió la "brillante" idea de llevar a pintar el chasis, el basculante, subchasis, etc. a un pintor mas económico.

Al recibir las primeras piezas pintadas se me pusieron los pelos de punta al ver el resultado. Estaban como "hinchadas" por el grosor de la pintura. Investigando resulta que el pintor, acostumbrado a pintar camiones, puso mucho fondo para tapar imperfecciones y después una buena capa de pintura. Total, que el aspecto de las piezas eran "gordas".

"Cambio de tercio" y toca arenar todas las piezas pintadas para volver a empezar. El problema es que después de tanto grosor, al aplicar la arena a baja presión para no dañar el material, resulta que rebota y cuesta muchísimo. Se nos presentan dos opciones, decapar o arenar. Finalmente decido arenar.

Todo perfecto, pero al llegar al chasis, el pintor me comenta que es imposible arenarlo a baja presión, así que decido pintar encima de lo que me había hecho el primer pintor. Después de unos días llega el momento de ir a buscar el chasis, y sorpresa!!!!! Al revisar el chasis me doy cuenta que el número de chasis quedó tapado por el fondo que le tiró el primer pintor. Claro, sin número de chasis la moto no va a pasar la ITV

Que contento estaba al ver lo bien que había quedado el chasis. Aun estaba por llegar la sorpresa.


¿Que hago? La verdad es que en ese momento te pasan muchas cosas, y no muy buenas, por dentro de tu cabeza. Diferentes opciones, ¿miro de abrir una ventana en la pintura en busca del número de chasis? ¿areno a alta presión y daño el material? ¿quito la pintura lijando a mano? . Finalmente decido decapar. Por suerte sale toda la pintura pero el decapante ha podido entrar por algún agujero en la parte interior del chasis y puede atacar a la pintura desde dentro. Decidimos sumergirlo en agua dentro de una piscina. Al menos nos hemos asegurado que el decapante se ha diluido totalmente. Después un buen secado al sol.

Estado del chasis después de 10 horas haciendo submarinismo


Ahora toca volver a empezar.

Gracias Joan i Montse (Motodisseny Cambrils) por la paciencia que habéis tenido con todo este asunto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario